You are here
OBJETIVO DE LA POLÍTICA ECONÓMICA: CRECIMIENTO ECONÓMICO Política económica 

OBJETIVO DE LA POLÍTICA ECONÓMICA: CRECIMIENTO ECONÓMICO

El crecimiento económico es uno de los objetivos de la política económica principalmente a largo plazo que cabe distinguir y que, tal como se concibe en los momentos actuales, tiene su origen en el siglo XVIII.

EL ORIGEN DEL CRECIMIENTO ECONÓMICO

En efecto, los primeros economistas centraron el papel fundamental de la Ciencia Económica en el incremento de la riqueza. Buena muestra de ello es el título de la obra maestra de Adam Smith, publicada en 1776, Investigación acerca de la Naturaleza y Las Causas de la Riqueza de las Naciones. No obstante, los mercantilistas de los siglos XVI y XVII, ya preconizaban la necesidad de conseguir una expansión de la producción y la riqueza, mediante la instrumentación de políticas proteccionistas que limitaran la salida de oro y plata de los países, prohibiendo la entrada de mercancías extranjeras, y, al mismo tiempo, acumulando la mayor cantidad posible de metales preciosos mediante la venta a los demás países de sus productos. Todo ello bajo la creencia de que un estado debía ser rico para ser poderoso y que la forma suprema de la riqueza reside en los metales preciosos. Con ellos, se podrían financiar las guerras en las que continuamente se hallaban inmersas las monarquías europeas, así como mantener a los ejércitos de mercenarios.

QUÉ ES EL CRECIMIENTO ECONÓMICO

Como sucede con la gran mayoría de los conceptos económicos, el crecimiento económico ha sido definido de múltiples formas. En términos generales, todas coinciden en señalar que el crecimiento económico consiste en la expansión del Producto Nacional Bruto (PNB) potencial de una zona geográfica concreta (región, país, conjunto de países…). Esta situación vendría representada por un desplazamiento hacia la derecha de la frontera  de posibilidades de producción en esa área considerada; es decir, las cantidades máximas de productos que se pueden obtener, dadas unas disponibilidades de factores de producción y una dotación determinada de nivel tecnológico.

crecimiento economico

Pero la literatura económica nos ofrece, asimismo, otros enfoques alternativos del significado del crecimiento económico, desde un punto de vista objetivo, que pueden resumirse en las siguientes:

  • El crecimiento entendido como aumento de la capacidad productiva.
  • La elevación de la producción real “per cápita”. Es decir, tendría que darse un incremento de output superior al aumento de la población.
  • La elevación del consumo “per cápita”, que coincidiría con una concepción familiar del incremento del nivel de vida.
  • El aumento de la productividad de los recursos. Normalmente, los autores que lo definen así tratan de poner el énfasis en la producción real por persona activa, en la eficacia del capital empleado, o bien en los rendimientos de la tierra.

Pueden encontrarse otras definiciones del crecimiento económico que lo consideran como un proceso más amplio, más etéreo y sutil en los que habría que tener en cuenta aspectos relacionados con el bienestar social o con la ampliación de las oportunidades para los agentes económicos. Sin embargo, estas definiciones caerían más dentro del concepto de desarrollo económico, en el que intervienen cuestiones cualitativas, que del crecimiento económico, que se trata de un mero concepto cuantitativo.

EL DESARROLLO Y EL CRECIMIENTO ECONÓMICO

Crecimiento económico = Expansión de la producción

Desarrollo económico = Crecimiento económico + Cambios cualitativos

En relación con este último aspecto, habría que considerar os distintos Informes del Club de Roma que han puesto el de en la llaga sobre los peligros de un crecimiento económico incontrolado sobre los recursos naturales y la economía mundial. El impactante informe del Club de Roma de 1972 titulado Los límites del crecimiento, abrió la discusión a escala mundial en torno a una reorientación del progreso. En esta misma línea se mantiene el otro Informe del Club de Roma publicado en 1996 que lleva por título Factor 4. Duplicar el bienestar con la mitad de los recursos naturales.

El simbólico objetivo de multiplicar por dos el bienestar y reducir a la mitad el deterioro de la naturaleza constituye el núcleo de lo que las amenazas presentes y las esperanzas de futuro exigen de nosotros. Sin duplicar globalmente el bienestar no podrán resolverse las actuales disparidades existentes entre ricos y pobres, ni se podrán superar las consiguientes tensiones políticas a escala mundial.

EL CRECIMIENTO ECONÓMICO EN LA ACTUALIDAD

Desde la Cumbre de la Tierra celebrada en Río de Janeiro, en 1992, el desarrollo económico debe ser un desarrollo sostenible. Es decir, aquel capaz de satisfacer las necesidades de la generación presente sin comprometer la posibilidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades.

No tiene sentido que los modelos macroeconómicos al uso midan el PNB de un país sin tener en cuenta la destrucción de sus recursos naturales y su repercusión en términos de pérdida de bienestar social y calidad de vida. Sin embargo, a menudo se aduce el argumento de que un indicador de bienestar material, como el PNB, está correlacionado positivamente con el concepto de sostenibilidad, porque se supone que a mayor nivel de bienestar mayores serán los esfuerzos en materia de gestión medioambiental. Sin emabargo, esta correlación no es correcta, siendo el factor causal que explica el desarrollo de capital medioambiental de una sociedad la calidad de su crecimiento económico.

Related posts