You are here
Cómo puedo pagar la reforma de mi casa Financiación 

Cómo puedo pagar la reforma de mi casa

Te ves obligado a realizar cambios en tu vivienda, no tienes dinero y te preguntas: ¿cómo puedo pagar la reforma de mi casa? Pues puede que este tema te de dolores de cabeza pero ten en cuenta que las soluciones están a tu alcance.

reformas en el hogar

Las reformas del hogar son perfectas cuando se hacen por estética o capricho, pero en muchos casos es verdaderamente necesario; por las averías, los destrozos, el mantenimiento obligado o por cambios necesarios por la ampliación de la familia. En estos casos, debemos de seguir unas pautas para no terminar la reforma con sorpresas desagradables.

Consejos para conseguir financiar la reforma

Todos conocemos que realizar obras, cambios y reformas en una casa pueden traernos vicios escondidos que descuadren todos nuestros cálculos, por ello cuando realicemos las previsiones es importante añadir una cantidad más por si acaso y además iremos tomando ideas prácticas del blog de decoración que te dé buenas ideas. Teniendo esto en cuenta diremos que es importante:

  • Realizar un análisis, lo más estudiado posible, de lo que realmente queremos.
  • Ponernos en contacto con empresas multiservicios, que puedan acometer todo lo necesario, pedir presupuestos y comparar.
  • Si preferimos profesionales especializados para cada tema, contactar con varios (3 es buen número) y comparar igualmente sus presupuestos.
  • Pensar en todas las cosas que pueden ser necesarias, hasta las más ocultas e informarnos de su precio.
  • Hacer un cálculo, lo más detallado que podamos, del importe total de la reforma.
  • Buscar como financiar esa cantidad, más un pequeño remanente por si acaso, de forma que nos suponga los menos intereses posibles y que nos ocasiones gran trastorno económico mensual.

Quién ofrece financiación para la reforma de mi casa

  • En primer lugar, piense en alguna persona cercana (familia o amigos) para que pueda evitar los gastos o intereses.
  • Comente con su entidad bancaria habitual, posiblemente le puedan dar distintas opciones bastante interesantes.
  • Hable con las empresas a las que contratara para el trabajo, pues en la actualidad, la mayoría de ellas pueden ofrecerle condiciones para pagos aplazados. Estúdielas.
  • Y si no tuviera más remedio, consulte con las empresas de préstamos privados. Son más caras pero ponen menos inconvenientes.

Related posts